lunes, 22 de junio de 2009

1

Por un nido digno

Es más que probable que un animal nunca te pida una vivienda digna, al menos en el lenguaje que usamos los humanos, pero seguro que la necesita al igual que nosotros. Y cuando hablo de necesidad me refiero a esa necesidad primaria de todo ser vivo, el cobijo, el resguardo, el lugar seguro donde descansar, o donde poner el huevo, como dicen en mi pueblo. No me refiero al chalecito en la playa o en la sierra, segunda o tercera vivienda con la que sueña todo ser (humano)

Entonces, si los animales no piden vivenda, ¿por qué se las construimos?, y a las personas que necesitan y piden una vivienda, ¿por qué se la denegamos?

1 comentario:

Andrés Maestre dijo...

Es sencillo, y tu lo sabes... Si nos gusta ver aves y tenerlas cerca para disfrutar con su presencia lo normal es que les proporcionemos aquello que mas les atraiga (o alimento o cobijo).
La segunda pregunta tambien tiene respuesta inmediata. A mi nadie me deniega la vivienda, lo que ocurre es que no tengo el suficiente dinero para adquirirla, lo tengo que pedir... y ese es el problema. A tí, a mí y a todos, cualquier promotora nos vende un piso/casa encantada (no entro en el tema de precio ni la financiación, ese no es el debate, ni tampoco entro en el debete de los paises con distinto desarrollo al nuestro). Viviendas hay pero no hay el dinero suficiente.
Saludos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...