martes, 25 de mayo de 2010

3

Una charca que se secará

El sábado pasado volví a visitar un rato la charca de Torrealba, situada en los llanos de Cáceres-Sierra de Fuentes. En esta ocasión fuí con otros dos "chavales" de mi edad (treinta y pocos años) y otro un pelín más joven (no llega a los cinco meses) No recuerdo por dónde andaba yo a esa tan temprana edad. Nunca he tenido muy buena memoria...


El año pasado esta charca estaba más seca que la mojama y no había nada. Era pleno verano, claro. Pero impresiona verla de esta manera y llena de "vida"


Nidos de focha común y de somormujo lavanco, ánades, cigüeñuelas, zampullines... simplemente mirando por encima. Ya con algo de suerte, girando la vista hacia los llanos, pudimos ver un grupo de avutardas que andaban sigilosas junto a una pared de piedra, ¡cómo si no nos hubiéramos dado cuenta de su presencia! Y no lo hubiéramos hecho sin esos prismáticos tan útiles, por supuesto.

Ya camino de casa, la imagen tan típica del nido de cigüeña sobre la ermita, donde el protagonista es el pequeño polluelo. Y con nosotros, el protagonista el pequeño de los casi cinco meses.

Y para terminar, si quieres, deja tu comentario y juega una partida de ajedrez (al final del blog)

3 comentarios:

Angelillo dijo...

dónde está esa charca? En la carretera hacia las torres? Parece bastante amplia para secarse, no?

Carlos Luengo dijo...

Está pasando justamente Torremocha, a mano izquierda, cerquita.
Es una charca estacional y tardará en secarse, pero casi seguro que se seca. El año pasado no había ni gota de agua.

Un saludo.

Andres Maestre dijo...

Parece espabilao ese amigo tuyo de 5 meses. Tan joven y ya se interesa por los nidos de somormujo y demás, ¡Que barbaridad!. Pronoto dirá que quire ver nidos de Aguila imperial.
Saludos Joven

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...