miércoles, 13 de octubre de 2010

2

Escribano soteño ante el espejo

No sólo quiso este pequeño escribano soteño rayar y "firmarme" el retrovisor derecho,


también se atrevió con el izquierdo.

Esta curiosidad por ver cómo estaba de guapo el pájaro hizo que llegara un poco tarde a mi cita... Pero mereció la pena verle revolotear frente al espejo y cómo de vez en cuando bajaba a tierra para comer alguna de las abundantes hormigas aladas de esta época.

2 comentarios:

Angelillo dijo...

Qué maravilla de foto, Carlos y qué envidia por tu pequeño encuentro... Es muy normal ver escribanos por la zona? Yo creo que me los he topado pero no sé distinguirlos muy bien...

Un saludo!

Carlos Luengo dijo...

Por esta zona si es bastante común. Busca el sonido del pájaro y verás como ya lo has oído antes.

Un saludo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...