miércoles, 7 de abril de 2010

5

Guadalupejo

El pasado viernes pude disfrutar, junto a mi amigo Andrés, de una escapada por Las Villuercas, recorriendo el arroyo Guadalupejo y visitando los embalses del río Ruecas y el Cubilar.


Lo más interesante fue, sin duda, el arroyo Guadalupejo (corredor ecológico y de biodiversidad), donde pudimos observar gran cantidad de aves afines a ese entorno, como agateador común, pinzón real, trepador azul, pico picapinos, mito, etc... También es fácil tropezarse tanto con corzos como con alguna que otra pareja de sapos.


En cuanto a los embalses, resultó curioso ver que en el primero que estuvimos, el del río Ruecas, apenas vimos una colonia de cigüeñas blancas y unos pocos somormujos lavancos. Mientras que en el embalse de Cubilar, con siete veces menos capacidad, albergaba gran cantidad de anátidas como ánades azulones y frisos, cercetas comunes y carretonas, etc...


Como curiosidad, nuestra dieta del día se basó fundamentalmente en la carne, en mucha carne ;-)

Y para terminar, si quieres, deja tu comentario y juega una partida de ajedrez (al final del blog)

5 comentarios:

Andres Maestre dijo...

Hola:
Interesante es tambien sin duda ese arbol del terciario que con facilidad puede encontrarse por estos lares, el LORO.. Aquellas hojas verdes que parecían de un laurel eran LORO. Habrá que que ir anotando tambien no solo las especies animales avistadas, sino tambien las especies vegetales de interés, aunque todas lo tienen. Curioso resultó tambien en la excursión encontrar en el entorno del E. del Cubilar, una subespecie de jara ya florecida, creo que era la "inmaculata". Furon las primeras jaras florecidas que visto este año.

Andres Maestre dijo...

Por cierto Casa Zafra pa la proxima excursión, tiene muy buena pinta.

Carlos Luengo dijo...

Pues habrá que "estar al loro" (frase del terciario también) de lo que nos encontremos de vida vegetativa. Creo que lo hemos hablado alguna que otra vez, así que habrá que tomárselo en serio.

De auerdo con Casa Zafra. Y si hay tiempo, a Torrealba, que ahora mismo está totalmete distinto a cuando me la enseñaste... si es que no paramos

saludetes

Angelillo dijo...

Qué sapos más fabulosos!
he estado mirando charcas en toda la comarca y todavía no he visto un miserable bufónido surcando las aguas, desgracia la mía!!

Carlos Luengo dijo...

¡Eran enormes! y menos mal que el pequeño es el macho, porque si es al contrario...
Un saludo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...