lunes, 14 de noviembre de 2011

0

¿De qué pinza habla Felipe González?

No es de extrañar que en campaña electoral los “viejos maestros” den consejos a los suyos con la experiencia que han adquirido durante años. El alumno quiere saber y el maestro ofrece su sabiduría de buena gana.

En el caso del PSOE, el “viejo maestro” es accionista y consejero de Gas Natural, sabio de la Unión Europea y expresidente de España: Felipe González Márquez. Un currículum que da derecho a decir la estupidez más grande del mundo sin que merme un ápice su reputación.


Textualmente decía este pasado fin de semana el sabio González, "A mí que no me cuenten lo que es la pinza, que consiste en exhibirse desde la izquierda para que gane la derecha. Esa película me la conozco desde hace muchos años"

¡Y tanto que se conoce esa película! Por su culpa y su exhibición de izquierda cuando en realidad pasaba lo que pasaba en su época (GAL, Filesa, corrupción, privatizaciones..) llegó a escena otro iluminado que nos hundió más profundo: consejero del imperio Murdoch, asesor de Endesa y expresidente de España, José María Aznar (recordemos Irak, ley del suelo, más privatizaciones...)

Tal para cual. Sea Felipe González, el señor X, o José María Aznar, para mí ninguno tiene valor moral, ético o personal a la hora de hablar de pinzas. Pero seamos benevolentes con estos miserables, y si quieren hablar de la pinza con hechos, hablemos. Hablemos de algún pacto que otro entre PSOE y PP


Pacto para reformar la Constitución y arrodillar a la democracia ante los mercados (sin preguntar a la ciudadanía); pacto para no cambiar una ley electoral injusta que beneficia a ambos y ha perjudicado históricamente a la tercera fuerza en votos (en contraposición a lo que le exige la ciudadanía, el sentido común y un sentido mínimamente democrático); pacto para mantener instituciones del estado en una constante bipolaridad fruto del bipartidismo (sector conservador frente a sector progresista)... Y así cientos de pactos a lo largo de una única legislatura del PPSOE durante varias décadas. Entonces ¿a qué viene echar la culpa a otros de sus desastrosas políticas? ¿cómo pueden tener la desvergüenza de señalar para otro lado cuando la culpa es suya y de sus políticas, que son como dos gotas de agua?


Si alguna duda cabe sobre lo que significa la pinza entre el PSOE y el PP, consúltense hemerotecas, boletines oficiales, diarios de sesiones del Congreso y del Senado... Sólo hay que leer para entender.



No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...