miércoles, 4 de febrero de 2009

2

Descárgalo, cópialo y úsalo.


Si dijera esto con respecto a Windows, por ejemplo, seguro que me empaquetan por ello. Pero yo me refiero al conocido como "software libre", tanto sistemas como aplicaciones, distribuciones GNU/linux, navegador web Mozilla, paquete ofimático OpenOffice, por nombrar lo más común, aunque podría seguir con miles de aplicaciones más, tanto de propósito general como específico. Obviamente no pertencezco ni hablo en nombre de la SGAE, principalmente porque creo que tienen prohibido el uso de estas palabras entre sus empleados, pero sí hablo de esto porque me parece que el uso de este tipo de software es un buen camino, porque despierta el interés de algo que escasea hoy en día como es el compartir conocimientos, el compartir cultura, y sobre todo, porque se puede hablar de propiedad social, de algo que nos pertenece a todos y no a unos pocos para su lucro.

No soy un talibán del software libre, pero sí un comunista moderno como decía Bill Gates, al referirse así a los que no usaban su magnífico Windows. La verdad es que no sé qué nombre tendrá este tipo para todas las personas que usan sus programas sin pagar licencia, que algunos millones seguro que son, pero no merece la pena pensarlo. Lo que sí hay que comprender es que el sofware libre no es un asunto de precio, sino de libertad. Para eso existen estas cuatro libertades de los usuarios de software:
  1. Libertad de usar el programa con cualquier propósito
  2. Libertad de estudiar el programa y adaptarlo a tus necesidades (es necesario en código fuente)
  3. Libertad de distribuir copias, con lo que ayudad a tus convecinos
  4. Libertad para mejorar el programa y hacer públicas esas mejoras a los demás, de modo que toda la comunidad se beneficie (es necesario el acceso al código fuente)
Así no incurro en delito con el título del post.

Bien, pues para animaros a dar el salto os puedo asegurar que el posible trauma que sufrais con el cambio es como cuando cambiais de novia o de novio: se pasa en un par de días. Aunque también está la opción de convivir... con ambos sistemas, que ahora no hablo de parejas. Os aconsejo una distribución Debian, que es la menos comercial, tanto la pura (www.debian.org) como la que se promociona desde la Junta de Extremadura (www.linex.org).

Y muy importante, preguntad al colega informático que tengais más a mano para que todo sea más fácil, que el miedo no os bloquee y recordad que os podréis sentir como Cristobal Colón cuando descubrió América: totalmente perdido.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

PERO QUEDAN CUBIERTAS TODAS LAS NECESIDADES EN CUANTO A PROGRAMAS?
SON MEJORES QUE LAS VERSIONES DE WINDOWS?
POR SABER UN POCO MAS VAMOS

Carlos Luengo dijo...

Bueno, esto depende de las necesidades de los usuarios. Por ejemplo, para texto, imágenes y vídeo de este blog he usado gedit, gimp y avidemux, bajo una distribución Debian. Si quieres ganar dinero con un proyecto que se te haya ocurrido poner por Internet y necesitas tener tu propio servidor, te recomendaría que fuera bajo plataforma gnuLinux (el 90% de los servidores actuales de Internet funciona así, por algo será).
Hay miles y miles de programas, muchos son mejores que esos que dices de windows (y otros no, claro). Sólo tienes que elegir.
Y si eres un usuario normal que sólo quiere navegar por la red, mandar correos y bajarte archivos compartidos, sólo por seguridad, es infinitamente mejor cualquier distribución gnuLinux.
De todas formas escribiré más sobre el tema, gracias por el interés. Un saludo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...