lunes, 19 de noviembre de 2012

2

Desahucio a inquilino petirrojo

Se dice que si la montaña no va a Mahoma, Mahoma va a la montaña... Y eso ha pasado hoy mismo, porque después de un buen tiempo sin salir a tomar algunas fotos, este atrevido petirrojo vino a demostrar que la frase tiene todo el sentido. Ha costado liberarlo o deshauciarlo (aunque esté mal dicho), pues parecía cómodo donde estaba.


También podría haberme dado cuenta ayer por la noche, cuando me pasé un buen rato para capturar a otro inquilino, más habitual que el petirrojo por cierto, un murciélago que por mucho que abras puertas y ventanas tampoco se ha dejado desahuciar tan fácilmente.


Bien por ellos, y de paso, bien por aquellas personas que no deben dejarse desahuciar.

2 comentarios:

Angelillo dijo...

Vaya! Yo no tengo la suerte que un petirrojo haga de okupa en mi casa... esas son las ventajas de vivir en el campo, y seguro que lo pasaste en grande haciendo fotos al pajarillo...

Por cierto, que seguí por facebook todo lo que estabais haciendo con la huelga. Yo la hice, pero me sentí un auténtico bicho raro en mi entorno.

Carlos Luengo dijo...

Hola Angel. Ventajas si que hay algunas (techo, entorno, tranquilidad, vecinos alados...jejeje) aunque también hay desventajas como el frío que hace por la sierra, uffff

Con lo de la huelga, pues bien que la hicieras, aunque en estos tiempos, no hacerla ha dejado de ser reprochable por eso de que es cierto que te "quitan" un buen pellizco, escepticismo hacia los convocantes o por sus efectos... Y esto no se si es bueno o malo. Lo que no me gusta es lo que quieren inculcarnos: la protesta silenciosa, sin alzar la voz, en casa... en fin, sufrir en silencio las almorranas, como digo yo.
Imagino que si las huelgas no son "como antes" pues tendrán que dar paso a otro tipo de protesta. Eso sí, tan contundentes o más como fueron en su día las otras.

Un abrazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...